La gente menos feliz lo es en gran parte por la falta de gratitud

Una nueva investigación ha encontrado que la gente menos feliz lo es en gran parte por la falta de gratitud.

Imagina las personas más materialistas que conozcas. ¿Crees que son felices? Yo no lo creo aunque realmente tienen más cosas que la gran mayoría de la gente. Por otra parte, estamos siendo bombardeados constantemente con publicidad en la que se nos anima a comprar productos que no necesitamos. ¿Pero realmente comprar y tener cosas nos hace más felices?

Un nuevo estudio de la Universidad de Baylor, confirma que las personas materialistas son menos felices en parte porque muestran menos gratitud por lo que tienen. A su vez, los investigadores encontraron que el materialismo estaba negativamente asociado con el bienestar.

gente infeliz

Hay varias teorías que argumentan porqué las personas experimentan menos gratitud. La visión general afirma que una persona materialista encuentra satisfacción en lo que no tiene, por lo que no podrá disfrutar de su vida y mostrar gratitud por lo que posee en el presente.

La espiral negativa de la falta de felicidad

Estas personas pueden quedar atrapadas en una espiral negativa en la que se crean expectativas poco realistas; que únicamente sus bienes materiales les harán felices. Esta situación se puede esquematizar así:

  1. La persona materialista cree que al poseer algo será feliz, por lo que compra.
  2. Lo que ha comprado no cumple sus expectativas y siente decepción.
  3. Vuelve a comprar otra cosa creyendo que esta vez si cumplirá sus expectativas (vuelta al punto 1).

Como confirman los científicos del estudio, esto resulta en consecuencias muy negativas para el bienestar. Además, el sentir gratitud esta relacionado con sentimientos de autonomía, competencia personal y conexión social.

Para «curar» el materialismo y aumentar la gratitud, los científicos sugieren escribir un diario, en el que se mencionen los acontecimientos y todo por lo que la persona se siente agradecida en su vida.

Sin embargo, no hay que olvidar que también toma parte la fuerza de voluntad para cambiar el enfoque desde preocuparse, quejarse y pedir siempre más,  a disfrutar más el presente y dar las gracias por todo lo que se tiene.

¿Y tu qué opinas? ¿Eres más feliz cuando te sientes agradecido/a por lo que tienes? ¿Lo has probado? Fuente


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*