Fortalezas mentales de una persona

Para tener éxito en cualquier ámbito de tu vida, necesitarás un objetivo y las herramientas necesarias para lograrlo. Esas herramientas son tus fortalezas (sean del tipo que sean), los talentos que pones en práctica y que te hacen destacar en algún aspecto.

En los años 90s, la psicología dio un giro y comenzó a estudiar también otros aspectos que antes ignoraba. Es decir, comenzó a entender esta disciplina como algo más que la ausencia de patologías mentales, y se dio paso a la psicología positiva que tiene mucha relación con estas fortalezas…

Se habían percatado de que el equilibrio y bienestar emocional no solo estaba en la ausencia de trastornos mentales, sino que hacía falta algo más. Pasaron así de buscar y tratar problemas mentales para también dar importancia a la felicidad y autorrealización.

Fue entonces cuando Martin Seligman, el padre de la Psicología Positiva, junto al Dr. Christopher Peterson, investigó las conocidas como fortalezas universales que eran comunes en todas las culturas, razas y épocas.

¿Qué es una fortaleza?

fortaleza

Una fortaleza no es más que una característica psicológica de una persona, al igual que las debilidades. Pero en este caso, son positivas y te pueden ayudar en numerosas situaciones de la vida.

Al igual que las debilidades, no es algo estático y constante, sino que surgen cuando se presentan diversas situaciones. Además, se pueden entrenar para mejorarse y conseguir potenciarlas para que te ayuden hacia el camino de la felicidad y el bienestar emocional.

Por ejemplo, una persona no es amable siempre. Es algo que surge en ciertos momentos. Algunas personas tienen esa fortaleza más desarrollada y la muestran con mayor facilidad que otras, pero no siempre están en ese estado… Se pueden tener ciertos altibajos por diversos motivos y eso no significa que esa fortaleza haya desaparecido.

¿Cómo identificar una fortaleza?

encontrar fortalezas

Para poder identificar tus propias fortalezas no siempre es tan sencillo como observarte sin más. Algunas pueden estar ocultas ante ti y solo los demás logran reconocerlas de forma evidente. Algo parecido a lo que ocurre con las debilidades.

Para poder encontrar estas fortalezas que tienes, puedes seguir estos consejos:

  • ¿Hay algo en lo que realmente seas bueno? Es el mayor indicativo de que tienes una gran fortaleza. Esas actividades en las que te sientes realizado y a gusto contigo mismo.
  • Pregunta a los demás. Puedes preguntar a los demás que puedan identificar algunas de tus fortalezas. Si te hablan con franqueza podrán hacerte ver algunas que quizás tú mismo no reconocías como propias.
  • Explorar. Explora más allá de lo que sueles hacer habitualmente. En ocasiones tienes habilidades que no sabías que tenías porque no has hecho nada diferente. La rutina hará que solo se destapen algunas de tus debilidades y fortalezas. Intenta cambiar y también aparecerán novedades ante ti.
  • Identifica tus diferencias. Ser diferente, o ser el raro, es algo que suele estar bastante mal visto. Pero lo cierto es que puede ser una gran fortaleza. Observa qué haces diferente a los demás, algunas de esas diferencias te pueden descubrir debilidades y fortalezas. Por ejemplo, imagina que desempeñas un trabajo y lo sueles hacer de una forma más ágil e inteligente que tus compañeros. Se puede deber a que destacas por tu inteligencia y creatividad…

Pasos para fortalecerlas

fortalecer

Una vez identificadas, puedes trabajarlas para fortalecerlas. Como he comentado, al igual que un músculo, se pueden ejercitar para mejorarlas.

Para poder potenciar tus fortalezas mentales solo tienes que aplicarlas, es decir, practicar con ellas para que se vuelvan cada vez más poderosas. Para ello solo aplica esas fortalezas en las que seas realmente bueno y así aumentará su impacto.

Es importante que también evalúes las consecuencias de aplicar tus fortalezas. Por ejemplo, si eres realmente bueno ayudando a los demás y has conseguido ayudar a muchas personas a las que les has salvado la vida o se la has mejorado, eso te reconfortará y afianzará tu determinación para seguir por ese camino.

Además, sabrás si realmente estás sacando todo el partido a tus fortalezas o si puedes exprimirlas aún más. Si tienes la sensación de que podías haber hecho más, entonces sin duda no estás explotando tu fortaleza a fondo.

¿Cuáles son las fortalezas?

Como he comentado, debes identificarlas y ya he dado algunas claves para ello. Además, ya conoces la definición de fortaleza, en cambio, con ejemplos más específicos de las fortalezas más destacables podrás reconocerlas en ti mismo de forma más clara.

Creatividad

creatividad

La creatividad es una fortaleza que te permite producir ideas o comportamientos originales, y adaptarte mejor al medio. Eso te puede permitir también tomar decisiones diferentes a los demás, destacar o buscar soluciones hasta antes inimaginadas.

Puede ser aplicada a multitud de campos y aplicaciones, desde la invención, ingeniería, hasta otros aspectos de la vida mucho menos técnicos, como ayudar a los demás o afrontar retos de una forma diferente.

Para potenciarla, debes dedicar tiempo a pensar e imaginar sobre aquello en lo que realmente eres bueno y te apasiona. A veces el estrés o la falta de tiempo es el mayor enemigo de esta fortaleza.

Tienes que pensar más allá de lo habitual o tradicional para llegar a tener ideas revolucionarias e innovar. La curiosidad es otra fortaleza que puede formar sinergias muy interesantes con la creatividad.

«Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando».

Pablo Picasso

No debes dar demasiada importancia a los riegos o finalmente terminarás desechando tu idea. Y sobre todo, no te rindas. No siempre a la primera se descubren cosas maravillosas, algunos grandes creativos han errado mil y una vez hasta conseguir el éxito. Por tanto, la resiliencia es otra de las fortalezas de esta lista que contribuye a la creatividad.

Otras ideas en cambio provienen de momentos en los que ni siquiera se está pensando, o en sueños, e incluso tras ejercicios de brainstorming (tormenta de ideas).

Curisoidad

curiosidad

La curiosidad está algo estigmatizada y se suele confundir con ser cotilla. Pero no es lo mismo. De hecho se suele decir que «la curiosidad mató al gato«, pero lo cierto es que es una fortaleza realmente positiva.

La curiosidad es un síntoma de inteligencia, de querer aprender, de estar abierto a cambios, y te llevará a aprender. Y qué mejor cosa que aprender, para mejorar tu conocimiento y sabiduría, pudiéndola aplicar a mejorar muchos aspectos de tu vida (laborales, económicos, supervivencia,…).

Flexibilidad mental

flexibilidad

Para que tu vida realmente cambie hacia mejor es necesario querer aceptar ese cambio. Algunas personas se quejan de su situación actual, pero están sumergidos en una zona de confort y no quieren salir de ella. Parecen seguir esa mala premisa que dice «más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer«.

Solo los que tienen esta fortaleza y están abiertos a novedades pueden asumir esos cambios para progresar. Además, son también más receptivos ante las críticas para mejorar aún más.

Observa si eres demasiado rígido y no te gustan los cambios. Si es así, intenta abrite un poco más y asumir algún reto o cambio. ¡Verás como te nutre y no es tan malo como pensabas!

Valentía

valentía

Una de las debilidades más negativas era el miedo, por tanto, una de las fortalezas más poderosas es su «alter ego», es decir, la valentía. Con valor se pueden asumir grandes retos y enfrentarte a los retos que te vengan en la vida, así como superar los obstáculos con mucha más determinación.

Para fortalecer la valentía solo hay que trabajarla, como el resto de fortalezas. Atrévete a hacer cosas que te producen miedo (poco a poco), y verás que las vas superando sin problema a pesar de que te creías incapaz. Eso te reforzará tu valentía con cada logro. Incluso podrás ver que esa adrenalina, esas «cosquillas» que sientes en el vientre cuando haces algo son casi adictivas…

Resilencia / persistencia

simbolo resiliencia

Uno de los mayores errores de las personas es intentar algo una vez o unas cuantas y abandonarlo. Si desistes, en la lucha para conseguir el objetivo que te has propuesto, jamás lo conseguirás. Por eso es importante la constancia, la resiliencia

«Odié cada minuto de entrenamiento, pero no paraba de repetirme: ‘No renuncies, sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón'»

Muhammad Ali

Tirar la toalla ante la primera piedra que te encuentres en el camino hacia tu meta hará que jamás llegues a recorrer el camino. Si tropiezas y te caes mil veces, entonces te debes levantar mil y una vez para continuar. A fuerza de seguir lo terminarás consiguiendo.

El agua es mucho más blanda que la roca ¿verdad? En cambio, los acantilados de las costas han sido literalmente triturados por las olas hasta convertirlos en fina arena. Pero eso no se ha hecho en un solo día, se ha hecho poco a poco, con constancia, golpe tras golpe hasta transformar la más dura piedra en polvo…

Integridad

fidelidad

A veces intentas no ser el diferente, mimetizándote con los demás. Eso te lleva a hacer cosas que no quieres hacer, o decir cosas que no piensas. Esto es un grave problema para ti mismo, ya que intentarás siempre contentar a los demás, vivirás para ellos y no según tus principios.

«Obsequium Amicos, Veritas Odium Parit»  («El servilismo produce amigos, la verdad, odio»)

Máxima latina de Terencio.

Una de las fortalezas más grandes de un ser humano digno es aquel que es genuino y no le importa, aquel que es auténtico, que tiene honestidad, es transparente, fiel a sus ideas, con honor, que busca justicia. Pero desgraciadamente ahora no está demasiado bien visto…

Pero ¿realmente quieres hacer lo que los demás esperan de ti? o ¿quieres vivir tu vida como tú quieres hacerlo?

Amor

amor

El mundo no sería lo mismo sin el amor. Una de las fortalezas más maravillosas de todas. Desarrolla tu capacidad para amarte a ti mismo y así podrás también amar a los demás. Fomenta el apego y cuidado recíproco por el prójimo.

Además, de hacer un gran bien a los demás, es una de las fortalezas que más te llena y realiza de todas las presentes en la lista. Según Eric Fromm, existen cuatro elementos básicos para componer el amor: cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento.

Hay un solo amor, aunque se puede expresar de muchas formas. Como el amor madre-hijo, amor por tu pareja, amor por una mascota, etc. Pero debes diferenciar el amor del apego o cariño por una persona, aunque es bastante complicado…

Destreza social

social

Para poder moverse en sociedad, es imprescindible la fortaleza de tener destreza social. Eso te hará rodearte de personas que te acompañarán en el viaje de la vida, te abrirá muchas puertas (incluso el corazón de tu alma gemela), y servirán de apoyo en los malos momentos.

Pero para lograr eso se tienen que cuidar también otros aspectos como la empatía por los demás, la asertividad, saber perdonar, comprender, tener compasión, la amabilidad, ser agradecido, practicar la escucha activa, ayudar a los demás de forma altruista, y desarrollar una buena inteligencia emocional.

Liderazgo

liderazgo

Es una fortaleza especialmente importante para el ámbito laboral y empresarial, pero también fuera de él es práctica. Te puede ayudar en el día a día para tomar decisiones que te acercarán para dar el paso hacia el cambio, conseguir nuevas metas, y para conseguir eso que sueñas.

«El líder lleva a la gente a donde nunca habrían ido solas.»

Hans Finzel

Cuidado con el liderazgo, siempre se debe acompañar de unas buenas dosis de otras fortalezas, como el sentido común y la prudencia. De lo contrario, serás el que lidere el camino hacia el desastre…

Tener a una persona de gran fortaleza y con liderazgo a tu lado también te puede ayudar a ti misma en situaciones problemáticas. Ya que podrá tomar el timón y conducir el barco hacia un buen puerto. Es lo contrario a tener esas «personas plomo» que se enganchan a ti para salir a flote, pero que te van ahogando poco a poco con ellas.

Aprende a sanear tu entorno y rodearte de la gente adecuada. Aunque parezca algo duro, a veces es mejor cortar ciertos lazos. Tú no tienes la culpa de lo que les pasa a todos, pero esas personas nocivas parecen intentar culparte o cargarte con algunos de sus problemas.

Humildad y modestia

modestia: chica con la cabeza baja

Por muchas fortalezas que tengas, siempre tienes que ser humilde. La humildad y modestia son dos cualidades que te pueden ayudar mucho en cuanto a lo social. Además, es algo para lo que se necesita mucha autoestima para poderlo desarrollar.

A veces, algunas personas intentan destacar por encima del resto, quieren ser el centro de atención, acaparar todos los elogios, etc. Eso solo genera rechazo por parte del resto. ¿De qué sirve entonces esas otras fortalezas si las personas que le rodean se alejan?

Autocontrol

autocontrol

Tener capacidad para gestionar ciertos aspectos de la vida es otra gran virtud. Es decir, poseer un buen autocontrol. Solo así podrás regular tus propias emociones, conductas, e impulsos. Pero eso no implica ocultar tus sentimientos, emociones (especialmente los negativos como la ira) o problemas, ya que podría ser contraproducente.

Esperanza

metamorfosis mariposa: esperanza

La esperanza es lo último que se pierde, como se suele decir. A pesar de eso, muchas personas que llevan tiempo esperando algo o que caen en la depresión, se terminan desanimando y perdiendo la esperanza de conseguir lo que persiguen.

«La vida nunca se vuelve insoportable por las circunstancias, sino por la falta de significado y propósito.»

Viktor E. Frankl

La fortaleza de la esperanza te mantiene motivado, ser optimista sobre el futuro, tener algún revulsivo por el que seguir luchando, por el que seguir adelante y no rendirse en la lucha particular que estás lidiando. Es decir, es un buen combustible para la resiliencia y perseverancia.

Sentido del humor

felicidad humor

A veces no es tanto el qué nos pasa sino el cómo nos lo tomamos. No a todas las personas le afecta un mismo hecho por igual, y eso te debe indicar que puede ser porque no todos se lo toman igual que tú. El sentido del humor y optimismo te pueden ayudar a que no te afecten tanto las cosas negativas.

Los malos tragos se pasan mejor con sentido del humor, y la vida se disfruta de forma mucho más plena con una filosofía positiva. Ayuda a divertir a los demás y sacarles una sonrisa, y haz tú lo mismo.¡La risoterapia funciona!

Espiritualidad

espiritualidad

Ser espiritual no significa creer en cosas raras, o necesariamente ser religioso. La espiritualidad puede ir más allá de eso, y buscar un significado a tu vida, un propósito. Creer que todo tiene un sentido para ayudarte a seguir adelante. Algo que puede ser un buen complemento para la esperanza.

Aprovecha tus fortalezas

Aprovechar fortalezas

Debes saber trabajar tus fortalezas para que se potencien aún más. Al igual que un músculo, si las trabajas, se harán más poderosas. Además, debes aprovechar esas fortalezas para tu día a día, para tu trabajo, etc.

Debes saber que un talento no sirve de mucho sin la práctica. De igual modo que el conocimiento no equivale a sabiduría, ya que la sabiduría consiste en hacerlo. De hecho, las fortalezas son la suma de un talento + la puesta en práctica.

Por ejemplo, algunas personas tienen un talento innato para cantar. En cambio, si no lo practican, ni le sacan provecho a su voz, de poco les servirá. Lo mismo ocurre a nivel mental, aunque sea algo más intangible. Lo que intento decir es que no las dejes guardadas sin aprovechar…  ¡Haz que reporten beneficios a tu vida!

bool(true)