Cuáles son los cambios psicológicos en la vejez

mujer en vejez pensando

La mayoría de nosotros llegaremos a la vejez, o al menos eso esperamos todos… porque significará que hemos vivido una vida larga y plena, llena de experiencias y momentos maravillosos, y también momentos menos buenos que nos han ayudado a entender la valía de la vida. Pero a medida que pasa el tiempo y el organismo va cambiando, también lo hace la mente. Existen algunos cambios psicológicos en la vejez que es buena idea conocer.

El envejecimiento en las personas trae como consecuencia un aumento de las alteraciones físicas y de salud que están asociadas con la edad, pero también, alternaciones en la mente o salud mental. En este aspecto psicológico se destacan cambios como las pérdidas de tipo intelectual, afectivo emocional, de interés o motivacional. Dependerá de la vida de la persona y de otros factores que los cambios psicológicos se produzcan con mayor o menor intensidad.

pareja feliz en vejez

Cambios psicológicos en la vejez

Cuando una persona está envejeciendo sabe que deja atrás mucho vivido, mucha experiencia y sabiduría aprendido con el paso del tiempo. Algunos de los cambios psicológicos de la vejez serían los siguientes:

  • Cambio cognitivo. El cambio cognitivo puede llegar a ser notable en la persona que está en la vejez. Su capacidad de atención, concentración o memoria comienza a verse deteriorada. Lo bueno de todo esto es que la mente es como un músculo y cuanto más se entrena mayores serán los beneficios. ¡Con un buen entrenamiento la mente puede mantenerse siempre joven!
  • Afectividad. Para algunas personas, sobre todo para las que no llevan bien el paso del tiempo, pueden comenzar a tener sentimientos de tristeza y pena. Pueden comenzar a pensar más en la muerte, en sentir nostalgia por aquellos amigos o familiares que ya no están y a los que les gustaría dar un abrazo, etc. Si no se trabaja una actitud positiva ante la vida, podrían aparecer trastornos como la depresión.
  • Motivación. De nuevo, si no se tiene una buena actitud ante la vida es posible que aparezca el aburrimiento o la apatía. Las pocas ganas de realizar las cosas… Esto generaría aún más sentimientos de tristeza y empeoraría la depresión que pudiera haber. Es por esto, que las personas que gozan de una buena salud, aunque estén en la vejez pueden aprovechar sus capacidades actuales para realizar actividades que les llenen o les gusten, como la escritura, la pintura, la cocina, la jardinería… o cualquier otra actividad que consideren adecuada para su propio interés.
  • Dependencia. En la vejez, las personas mayores comienzan a desarrollar sentimientos de falta de independencia y al verse dependientes de otros a causa de su salud física o mental, pueden tener sentimientos de inutilidad. Cuando esto ocurre es necesario tratarlo con un profesional o darle a la persona responsabilidades que pueda llevar a cabo. Los sentimientos de dependencia pueden generarles mucho dolor emocional, sobre todo en personas que están acostumbradas a hacerlo todo por ellas mismas y sin ayuda de otros.
  • Cambio de personalidad. A medida que va pasando el tiempo, se van viviendo experiencias e incluso, a medida que las personas comienzan a sobrevivir a la muerte de seres queridos o familiares, su personalidad puede modificarse lentamente. La personalidad o temperamento que antes se mantenía inamovible, de repente comienza a tener pequeños cambios. En la vejez a causa de los cambios que se producen a nivel físico y mental, puede provocar que la persona cambie su personalidad.
  • Atención. Las personas mayores suelen tener buena atención al iniciar una tarea pero el grado de acierto va reduciéndose a medida que pasa el tiempo. Por otra parte, cuando la tarea es complicada o deben desarrollar más de una tarea al mismo tiempo, su grado de eficacia baja.
  • Memoria. La memoria a corto plazo no suele verse afectad a no ser que haya alguna condición médica que lo provoque, solo existe un descenso en la velocidad de recuperación de la información. En cambio, la memoria operativa o de trabajo sí que empeora sobre todo a partir de los 70 años. En la memoria a largo plazo, los recuerdos autobiográficos se vuelven más confusos a medida que la edad avanza. El realidad, el deterioro cognitivo no se asocia a que la edad avance si no a través de los déficits cognitivos de intensidad patológica, algo que no sucede en todas las personas. Existen además estrategias cognitivas que ayudan a las personas a mantener  un mejor estado de la memoria.
  • Inteligencia. Es diferente cuando se habla de inteligencia fluida o cristalizada. La cristalizada hace referencia al conocimiento acumulado y a cómo se utiliza, algo que no deja de aumentar en toda la vida excepto si se tiene alguna afección. La inteligencia fluida, por otra parte, está asociada a la eficiencia de transmisión neuronal y tiene un deterioro mayor desde los 70 años. Existe además una pérdida terminal de la inteligencia que ocurre en los últimos 5 o 10 meses de vida a causa del declive físico de la persona envejecida.
  • Creatividad. La creatividad es la capacidad humana de generar nuevas ideas y encontrar soluciones a través de la asociación entre contenidos metales ya existentes. El pensamiento divergente o lateral es el que está asociado con la creatividad. La creatividad mejora con el paso del tiempo en las personas que la ejercitan habitualmente. En cambio para aquellas personas que no la ejercitan ni le dan importancia, su creatividad se deteriora significativamente con el paso del tiempo.
Os hemos preparado una completa colección de juegos para ejercitar la memoria, recomendados tanto para niños como para adultos y personas mayores, de manera que los podréis utilizar con el objetivo de entrenarla y de esta forma conseguir desarrollarla de una forma más efectiva, pero sobre todo desde la perspectiva de juegos con los que nos divertiremos y pasaremos un rato agradable. El juego de las parejas Comenzamos con uno de los juegos más divertidos y recomendables que es el juego de las parejas, el cual nos va a permitir crear tableros con la dificultad que estimemos oportuna. Básicamente tenemos que coger unos cuantos trozos de papel, y en una de sus caras imprimiremos una imagen, un dibujo, un número, una letra o cualquier tipo de símbolo que queramos, de manera que deberemos hacer parejas con el objetivo de que cualquiera de los elementos elegidos se repita dos veces, es decir, haya dos papeles con el mismo dibujo, símbolo, letra, etcétera. Ahora es el momento de poner todos los trozos de papel boca abajo e iremos levantando uno a uno de manera que deberemos identificar dónde se encuentran las parejas de cada uno de los trozos de papel que levantamos. Como os decíamos, dependiendo del número de trozos de papel que utilicemos así como del tipo de símbolo, conseguiremos aumentar mucho la dificultad, además de que también podemos optar por, en lugar de hacer parejas, hacer tres trozos de papel iguales para cada símbolo, con lo cual la dificultad aumentará considerablemente. El juego de las ciudades y los monumentos más importantes Un juego muy interesante que nos puede ayudar a trabajar la memoria a la vez que también nos ayuda a adquirir una mayor cultura es un juego en el que vamos a relacionar ciudades con monumentos. Básicamente lo que haremos será conseguir fotos de monumentos famosos y deberemos acertar cómo se llama el monumento y en qué ciudad se encuentra. Mientras que en la parte delantera de la foto aparecerá el monumento, en la parte trasera podemos indicar la respuesta, de manera que se trata de un juego que podemos jugar tanto acompañados como solos en los momentos en los que nos aburramos. El juego de alargar las frases En este caso hablamos de un juego en el que vamos a necesitar ser varios los participantes, ya que, cuantos más seamos, mayor dificultad tendrá. Básicamente se trata de construir una frase para la cual cada jugador irá añadiendo algo más de texto que tenga una cierta relación. Dependiendo de la dificultad que queramos imprimir, cada texto que añadamos podrá ser más largo o más corto, e incluso podremos preparar rondas completas para que cada jugador añada un trozo de frase y volver a empezar de nuevo, pero esta vez comenzando con el segundo jugador y así sucesivamente, o incluso podemos intentar ver hasta donde llegamos creando una frase lo más larga que podamos. Es decir, dentro de lo que cabe vamos a tener un importante margen a la hora de elegir el modo en que queremos que se desarrolle el juego, por lo que esto ya lo dejamos más a vuestra elección. De igual manera, si somos pocos jugadores, lo ideal es intentar llegar lo más lejos posible, y es que si somos muchos, es probable que lo mejor sea crear una frase por cada ronda. Para que entendáis mejor el proceso, básicamente podríamos proceder del siguiente modo en el caso de que fuésemos cinco jugadores: • Hoy hace frío • Hoy hace frío y llueve • Hoy hace frío y llueve, pero tengo mi paraguas • Hoy hace frío y llueve, pero tengo mi paraguas aunque no sé dónde está • Hoy hace frío y llueve, pero tengo mi paraguas aunque no sé dónde está escondido Ahora empezaríamos por el segundo jugador con una nueva frase, o por contra podemos volver a empezar con el primer jugador hasta conseguir hacer una frase lo más larga posible. Encuentra las diferencias en las imágenes Y no hay duda alguna de que uno de los mejores y más divertidos juegos para ejercitar la memoria con cualquier edad es el de descubrir las diferencias entre dos imágenes. En este sentido vamos a tener la posibilidad de encontrar un montón de imágenes diferentes y adaptadas a nuestros gustos, teniendo la posibilidad de localizar desde imágenes sencillas en las que en apenas unos minutos habremos terminado, hasta otras más complejas que nos pueden llevar un buen tiempo. A continuación os dejamos una colección con la que podréis pasar un buen rato: El juego de las palabras encadenadas Se trata de un juego muy divertido a través del cual vamos a encadenar palabras. Cabe destacar que este juego deberá ser jugado por al menos dos personas, pero es mucho más divertido e interesante cuantas más personas seamos. Básicamente el juego se basa en que una persona dice una palabra, de manera que pasará el turno a la segunda la cual deberá decir otra palabra diferente que empiece por la sílaba con la que finalizaba la palabra que había dicho el primer jugador. De esta manera el juego por ejemplo podría empezar con la palabra “grifo” de forma que seguiría del siguiente modo: • Grifo • Fósforo • Roble • Blefaroplastia • Tiara • Rata • Tapón Y continuaríamos hasta que alguno se quedase sin poder decir ninguna, de manera que quedaría eliminado y pasaría el turno al siguiente. Si el siguiente jugador conoce alguna, el juego continuará, en caso contrario quedará también eliminado y así sucesivamente hasta que tan sólo quede un jugador. Existe otra versión también muy interesante que es con la última letra de la palabra, pero en este caso hablamos de un juego bastante más sencillo ya que permite tantas palabras que se puede llegar a hacer excesivamente largo. Memorizando figuras y dibujos También puede ser interesante introducir el dibujo en nuestros juegos para ejercitar la memoria, y para ello vamos a proponer una alternativa muy interesante que es la de reunir una buena colección de imágenes, figuras o cualquier tipo de símbolo que queramos, de manera que nuestro objetivo será observar el símbolo durante un tiempo determinado para, a continuación, darle la vuelta e intentar volver a dibujarlo sin mirar. Evidentemente la dificultad en este juego variará en función del tipo de figuras o dibujos que hayamos elegido, y en este sentido también es importante elegir un tiempo adecuado para poder observar la figura, es decir, si se trata de figuras geométricas sencillas y con pocos matices, entonces lo ideal es dar apenas unos cuantos segundos, pero si se trata de dibujos más completos con representaciones realistas o incluso con trazos que pueden ser difíciles de memorizar, en ese caso podríamos llegar incluso a dar varios minutos para realizar la memorización. Y por supuesto, además de estos juegos tan divertidos, también existen otras alternativas muy recomendables como son por ejemplo las sopas de letras, los crucigramas y, por supuesto, también los sudokus, tres alternativas que han sido utilizadas durante mucho tiempo y que todavía hoy nos ayudan a disfrutar durante los ratos libres y entretenernos en viajes o durante cualquier espera. Recordad que, si practicáis con cierta regularidad todos estos ejercicios, veréis como en poco tiempo observáis una importante mejora en vuestra concentración, lo cual os va a beneficiar considerablemente en vuestro día a día.
Artículo relacionado:
Juegos para ejercitar la memoria para todas las edades

hombre de vejez

Factores que influyen en los cambios psicológicos en la vejez

Existen algunos factores que influyen en los cambios psicológicos en la vejez, los más habituales son:

  • El estilo de vida. Un estilo de vida saludable ayudará a tener un envejecimiento mejor.
  • Dedicación laboral. Las personas que continuan trabajando aumentan su capacidad de memoria y tienen mejor salud.
  • Conciencia de autocuidado. Las personas que tienen una mayor conciencia de que deben cuidarse, tendrán mejor salud.

mujer en vejez triste

  • Nivel cultural y educativo. El nivel cultural y educativo es muy importante porque las personas con mayor conocimiento e información sobre salud podrán cuidarse más y mejor.
  • Disponibilidad de servicios de salud. Aquellas personas que tienen un buen servicio de salud a su disposición podrán tener mejores cambios psicológicos porque se sentirán mejor atendidos en su vida.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*