Síndrome de Guillain Barré — Causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Existen diferentes problemas de salud que pueden afectar a los seres humanos en varios aspectos. Algunos de ellos tienen características diferentes, como las enfermedades autoinmunes. Dentro de dicha categoría nos encontramos con el síndrome de Guillain Barré (SGB), el cual es capaz de causar estragos en la salud del individuo que la padezca.

¿Qué es el síndrome de Guillain Barré?

Esta patología se puede definir como un trastorno con cierta rareza, el cual afecta el sistema inmunitario de las personas que la padecen. Al ser una enfermedad autoinmune, significa que dicho sistema atacará a nuestro cuerpo por error, que en este caso el afectado es el sistema nervioso; de manera que los nervios que controlan los músculos y sensaciones no funcionan correctamente.

El trastorno se clasifica dentro de las enfermedades extrañas debido a que pocos son los casos de personas afectas por el síndrome. Sin embargo, puede afectar a cualquier persona independientemente del género o edad; siendo las personas adultas y del sexo masculino las más vulnerables.

La historia del síndrome de Guillain Barré se remonta a 1916, cuando Georges Guillain y Jean-Alexandre Barré hacen la publicación sobre la patología con algunas diferencias a los datos conseguidos por otros investigadores en años anteriores. Sin embargo, no fue hasta 1927 que se utilizó el término por primera vez. A partir de allí empezaron a encontrar muchos más casos que coincidían con las investigaciones realizadas por los médicos francés.

¿Cuáles son las causas del síndrome?

No existe una causa específica o exacta que produzca el trastorno autoinmunitario. Sin embargo, se ha encontrado que este puede presentarse como consecuencia de otras afecciones.

Entre dichas enfermedades encontramos la enfermedad de Hodgkin, mononucleosis, herpes, VIH, Neumonía por micoplasma e Influenza. Además, también se han visto casos consecuentes de enfermedades gastrointestinales y aunque no demasiados, después de que una persona se sometiera a una cirugía.

Por otra parte, en el 2016 se encontró una estrecha relación del síndrome de Guillain Barré con el virus Zika. Donde los efectos o síntomas dependen de cada individuo; además de que muchas de las embarazadas contagiadas por el Zika podrían tener hijos con el síndrome.

Síntomas del síndrome de Guillain Barré

La enfermedad suele tener una gran variedad de síntomas dependiendo del estado de la persona. Sin embargo, esta patología avanza rápida y progresivamente, por lo que de síntomas leves se puede saltar a graves en un período corto de tiempo. Cabe resaltar que dependiendo del origen del síndrome, la situación puede empeorar considerablemente; puesto que el paciente tendría los efectos de este trastorno en combinación a los de la principal afección.

Los síntomas más frecuentes de la enfermedad son:

  • La frecuencia cardíaca presenta una anomalía.
  • La presión arterial tiene un control deficiente.
  • Problemas para caminar sin soporte.
  • Hormigueo en extremidades y pérdida de la sensibilidad.

También se pueden presentar síntomas como problemas de vista (visión borrosa), dificultades motoras y movimiento de músculos, contracciones musculares y taquicardia.

Por último, también existen signos de gravedad que indican que el paciente debe ir a emergencias lo más rápido posible. Entre ellos encontramos:

  • Problemas de respiración.
  • Dificultad para deglutir.
  • Desmayo y mareos.

Esta rara patología puede acarrear en la muerte debido a las parálisis respiratorias, paros cardíacos y otras afecciones. Siendo un aproximado del 5% de los casos los pacientes fallecidos a causa de algunas de ellas.

Diagnóstico

Para diagnosticar el síndrome de Guillain Barré lo principal a tomar en cuenta son los síntomas presentados. Sin embargo, es complicado debido a que las primeras etapas presentan signos muy similares a los de otras patologías; por lo que el médico debe asegurarse mediante el historial clínico y las experiencias de los pacientes para lograr un diagnóstico correcto.

Se toma también en cuenta al avance de dichos síntomas, puesto que una de las características más resaltantes del síndrome es que en tan sólo días pueden aparecer signos de mayor gravedad. Sobre todo la debilidad muscular, una afección que suele durar meses cuando se deben a otros trastornos.

Entre las pruebas que pueden realizarse para ayudar en el diagnóstico de la enfermedad, está la punción raquídea, prueba de velocidad de la conducción nerviosa, electrocardiograma y espirometría. Las cuales se caracterizan por:

  • La espirometría se utiliza para comprobar el funcionamiento y capacidad de los pulmones.
  • El electrocardiograma sirve para comprobar cómo funciona el corazón y el estado de la frecuencia cardiaca.
  • La punción raquídea extrae el líquido cefalorraquídeo para posteriormente analizarlo. Allí se podrá constatar el nivel del contenido proteico, que en esta afección suele ser mucho más alto de lo normal.
  • Por último la prueba de velocidad de la conducción nerviosa (NVC), con la que se puede comprobar las señales que viajan a través de los nervios. Las cuales son mucho más lentas que las personas que están saludables.

Pronóstico y tratamiento del síndrome de Guillain Barré

El pronóstico del trastorno suele ser favorable para el 80% de los afectados, puesto que logran recuperarse en unos meses. Sin embargo, el porcentaje restante no tiene tanta suerte; ya que un 10-16% de los pacientes se recuperan, pero sufren de algún tipo de invalidez grave; mientras que el último 4% fallece.

Con respecto al tratamiento, este no tiene una cura exacta; pero en la mayoría de casos se busca controlar los síntomas asociados a la patología. La idea es evitar o tratar las complicaciones, para de esa manera lograr recuperarse en un menor tiempo. Cabe resaltar que es importante acudir al médico rápidamente cuando se empiecen a manifestar síntomas que podrían indicar la afección; ya que si se trata de forma rápida se reducirán los riesgos severos (invalidez o fallecimiento) mencionados anteriormente.

✔️El contenido de este artículo ha sido elaborado y validado por un experto equipo de psicólogos y profesionales de la salud mental. Pincha aquí para más información.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*