¿Qué es la depresión clínica?

La depresión clínica

4 millones de españoles sufren depresión clínica, pero ¿qué es exactamente la depresión clínica?

Mucha gente ha sufrido algún tipo de depresión ocasional con síntomas de tristeza, pesimismo y energía reducida. Sin embargo, cuando esos síntomas duran 2 semanas o más se convierte en un problema clínico. En este punto se llama «depresión mayor».

Cambios en el cerebro.

Es importante comprender que cuando alguien está deprimido, hay cambios en el comportamiento del cerebro, más concretamente en los neurotransmisores. Los neurotransmisores son agentes importantes en la comunicación entre los nervios pero también son importantes en la regulación del estado de ánimo.

La gente que sufre depresión tiene una reducción en los neurotransmisores, especialmente en un neurotransmisor llamado serotonina. Esto conlleva problemas en la estabilidad del ánimo.

La gente con historial de depresión tienen un hipocampo menor que el de los demás. Esto es importante porque el hipocampo es un receptor importante de serotonina.

Diferentes tipos de depresión.

Aunque la gente cree que la depresión es una enfermedad única, en realidad hay varios tipos de depresiones originadas por causas distintas:

1) La depresión mayor.

Entre sus síntomas se incluyen: sentimientos grandes de tristeza, baja energía y sentimientos de minusvalía.

2) La distimia.

Es una condición más prolongada con síntomas menores que los de la depresión mayor.

Aunque sus síntomas son más leves la distimia puede durar más de 2 años.

3) El desorden de ajuste.

Tiende a suceder debido a un evento que cambia la vida como la muerte de un ser querido o la pérdida de trabajo. El sentimiento de tristeza es normal pero si se extiende por un período de varios meses, entonces se diagnostica como desorden de desajuste.

4) Desorden afectivo de temporada.

Es otro tipo común de depresión. Se suele dar en cambios estacionales por la falta de exposición a la luz solar. Normalmente la gente que sufre DAT (Desorden Afectivo de Temporada) sufren los síntomas en meses como el invierno donde los días son más cortos.

En estos casos se pueden ayudar de alguna fuente de luz artificial alternativa que reemplace la necesidad de luz solar.

Conclusión.

Existen muchos y buenos tratamientos para la depresión aunque el autodiagnóstico es un poco problemático.

Si crees que sufres depresión, el primer paso para sentirse mejor es visitar a tu médico de atención primaria.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*