Combatir la depresión haciendo ESTO

Estoy subscrito al canal de Youtube del periódico de mi ciudad (Pamplona). Hoy me ha llegado un vídeo en el que informan del auge de los bailes latinos en Pamplona y ponen este vídeo.

Lo primero que he pensado es «¿Quién puede estar deprimido teniendo la posibilidad de apuntarse a una academia de baile?».

Ya sé que la depresión es una enfermedad mucho más compleja que no se cura simplemente bailando. La gran mayoría de veces ni siquiera te apetece salir de casa, mucho menos para ir a bailar y relacionarte con otras personas.

Sin embargo, es necesario hacer un esfuerzo extra, aprovechar ese momento de lucidez en medio de las sombras para levantar el trasero del sofá, acudir a una academia de baile y apuntarte.

Estoy seguro que, junto con la ayuda médica necesaria y con terapias de este estilo, nuestra depresión mejorará notablemente.

De hecho, muchas de las personas que acuden a este tipo de academias son personas que están pasando por una depresión. Les han dejado sus parejas, se sienten solas, quieren conocer a otras personas o simplemente quieren aprender a bailar.

Solo es necesario que seamos constantes en acudir a la academia. Seguro que habrá muchos días que no te apetezca salir de casa pero es necesario que hagamos un esfuerzo por acudir porque la sensación que tendremos después de bailar será muy positiva.

Este tipo de actividades es muy recomendable en el caso de personas que se hayan quedado solas después de una ruptura sentimental. El objetivo no es acudir a una academia de baile para encontrar pareja. El objetivo es lograr que nos sintamos mucho mejor.

Déjame que te haga unas preguntas.

¿Tienes depresión o un estado de ánimo bajo? ¿Qué te parece esta idea de apuntarte a una academia de baile? ¿Crees que funcionaría en tu caso? Déjame tus comentarios.

✔️El contenido de este artículo ha sido elaborado y validado por un experto equipo de psicólogos y profesionales de la salud mental. Pincha aquí para más información.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*